LIFTING DE PAPADA

Tanto en el hombre como en la mujer, la papada es una de las primeras señales de envejecimiento. Esta aparece como consecuencia de la pérdida de elasticidad de la piel y del músculo del cuello o solamente acumulación de grasa.

Los casos en que la grasa aparece acumulada en esta región sin que la piel o músculo estén fláccidos se deben habitualmente a la tendencia genética, que hace aparecer el doble mentón antes de los 30 años. La correcta evaluación médica determinará si se trata con cirugía plástica (lifting cervical), Lipoaspiración, o ambas.

Cuando la persona es joven la piel aún tiene elasticidad suficiente para volver a adherirse a la musculatura, entonces se usa la Lipoaspiración. Esta intervención consiste en una microincisión debajo del mentón por la que se introduce una cánula muy delgada y se aspira la grasa alojada en esta región. Este procedimiento se puede realizar con anestesia local, con o sin sedación.

El paciente regresa a su domicilio en el mismo día. Se recomienda evitar los ejercicios que esfuerzos con la cabeza.

En personas de edad avanzada y con piel fláccida que no tiene la capacidad de adherirse o retraerse La Lipoaspiración sola no es suficiente. En estos casos se combinan Lipoaspiración y cirugía de cuello. El objetivo es succionar la grasa existente en el sitio y retirar el exceso de piel.

El Lifting cervical se lleva a cabo realizando incisiones detrás de la oreja por las cuales se retira la piel y el músculo del cuello.

Este procedimiento requiere anestesia local y sedación, o anestesia general. Es posible que se indique un día de internación y surjan algunos hematomas.

Volver



Queres recibir nuestras novedades y promociones

Sumate a nuestro newsletter