BLEFAROPLASTIA

"LA BELLEZA DE LOS OJOS ESTÁ DADA NO SÓLO POR EL COLOR DE LOS MISMOS, SINO POR EL MARCO DE ESTOS QUE SON LOS PÁRPADOS"

La cirugía de párpados sirve para corregir problemas funcionales como disminución del campo visual (en condiciones graves los excesos de la piel y músculo orbicular pueden llegar a interferir el campo visual) y para mejorar la apariencia del paciente. En los jóvenes está indicada, por lo general, en pacientes que presentan una predisposición familiar genética para los problemas palpebrales, en especial la formación de bolsas o exceso de grasa periorbitaria.

La blefaroplastia no elimina las patas de gallo. Para esto se puede usar Botox®:
Tampoco mejorará la hiperpigmentación de los párpados inferiores. En este caso son útiles sustancias químicas.

La causa de los problemas de párpados superior se vincula con la edad, porque con ella las cejas tienden a descender, mientras se produce una relajación progresiva de todos los tejidos de ambos párpados lo que da lugar a la formación de pliegues cada vez más grandes sobre los párpados superiores.
Existen otros factores que influyen sobre la estructura de los párpados y contribuyen a crear lo que se conoce como bolsas palpebrales. Quizás el principal sea el edema recurrente de los párpados que puede resultar de la acumulación anormal de líquidos, asociado con el período premenstrual, alergias, enfermedades cardíacas o renales, desequilibrios hormonales y alcohol.

Existen diferentes técnicas para la corrección de los párpados: en caso de los párpados inferiores éstas pueden ser subciliar (con la incisión debajo de las pestañas) o transconjuntival (la incisión por debajo de la conjuntiva). Además muchas veces se complementa con otras técnicas como cantopexia (para levantar el ángulo del ojo).
Otras veces el problema del párpado va acompañado de descenso de la ceja. En estos casos es conveniente practicar además una elevación de las cejas que actualmente se puede realizar por medio de cirugía endoscópica u otras técnicas destinadas a levantar las mismas.

La cirugía puede realizarse con anestesia local y no requiere internación. No requiere vendaje ni oclusión de los ojos, el paciente se va a su casa con anteojos cubritivos. Los puntos se extraen en distintos momentos a partir del segundo día. Las equimosis se pueden ocultar con maquillaje también a partir de las 48 o 72 hs.

Volver



Queres recibir nuestras novedades y promociones

Sumate a nuestro newsletter