AUMENTO MAMARIO

¿En qué consiste la cirugía de aumento?
La operación puede ser efectuada bajo anestesia local o general, normalmente en el quirófano de una clínica o en un centro quirúrgico. Consiste básicamente en la colocación del implante en un bolsillo tallado entre la glándula mamaria y el músculo ó debajo de este. Esta intervención dura aproximadamente de una a 2 horas.
La cirugía puede ser ambulatoria o con internación de un día. Puede ser necesaria la colocación de un drenaje aspiratorio por uno ó más días y se mantiene un vendaje por 2 a 3 días, luego se complementa con la colocación de un corpiño de sostén.

El aumento del tamaño de las mamas se realiza normalmente mediante una cicatriz : alrededor del pezón (periareolar) o en los pliegues de la mama (inframamaria).

  • Periareola: Esta incisión tiene la ventaja de ser la más discreta. Queda en la unión entre la aerola y la piel mamaria.
  • Inframamaria: Esta incisión goza de gran popularidad porque queda oculta en el pliegue cutáneo bajo la mama.


  • Durante el procedimiento de aumento del tamaño de mamas, los implantes e pueden colocar debajo del músculo pectoral (colocación submuscular), o encima del músculo y debajo de las glándulas mamarias (colocación subglandular). La colocación submuscular 

    Reduce la posibilidad de que los implantes se palpen a través de la piel. También facilitará la exploración del pecho durante una mamografía. Algunas de las posibles desventajas de este tipo de colocación podrían ser períodos de recuperación más largos.

    La colocación subglandular
    Puede acortar la duración de la cirugía y reducir el tiempo de recuperación. Una posible desventaja podría ser que los bordes del implante bajo la piel se notan más. La exploración del pecho en el curso de una mamografía convencional puede ser también mas difícil cuando se opta por la colocación subglandular de los implantes.

    En la recuperación de la cirugia, probablemente se sentirá algo dolorida durante varios días después de la intervención esto va a estar relacionado al umbral del dolor del paciente. Las primeras 24 a 72 horas tras el procedimiento es cuando sentirá más molestias. Sus pechos estarán hinchados y muy sensibles. Si bien la recuperación es diferente en cada mujer, debería estar en condiciones de reanudar actividades livianas a la semana más o menos de la intervención.
    Una parte importante de su recuperación podría consistir en llevar un corpiño especial o un vendaje de compresión después de la intervención. Estas medidas están concebidas para proporcionarle contención adicional mientras se recupera.

    Volver



    Queres recibir nuestras novedades y promociones

    Sumate a nuestro newsletter