Día a día, son más los hombres conscientes de su aspecto físico. Hoy los hombres gustan de tener una piel joven, con menos arrugas, sin perder su masculinidad.

La piel del hombre es más gruesa y por lo general, está un poco más hidratada que la de la mujer. Pero con esto no queremos decir que sea resistente al paso del tiempo. La piel comienza a mostrar signos de envejecimiento más marcados que la piel de la mujer. La arrugas son más profundas, y la flaccidez un poco mayor.

Otro aspecto que molesta tanto a hombres como a mujeres, es la tendencia a acumular tejido graso en la zona del cuello debajo del mentón, ya sea por su perfil genético o por algunos kilos de más que puedan tener.

Esto hace que nuestro rostro se vea más redondo, generando también un aspecto más envejecido.

Hoy existen alternativas para mejorar esta zona de forma natural que utilizan mujeres y hombres por igual.



FACIAL




PAPADA









Queres recibir nuestras novedades y promociones

Sumate a nuestro newsletter